Ejecutivo Municipal 14 agosto 2019

El Intendente Galimberti participó del acto por el 50 aniversario de la Escuela N°41 San Martin
El mismo se desarrolló este martes, a las 10 horas, en la sede del establecimiento, en Barrio Salto. La ceremonia fue acompañada por alumnos y ex alumnos, familias, docentes, directivos de la escuela y público en general.

Al tomar la palabra, el Intendente reconoció que esta conmemoración es un "día importante para la escuela, para la comunidad educativa, pero también para los chajarienses" siendo transcendental que se trata de una escuela "que ha marcado un antes y un después en este lugar".
En este sentido, recordó a su fundador el Padre Max Wendler, que "advertía la necesidad de establecer un centro educativo en este sector de la ciudad", y con la creación de este establecimiento "trajo la fe y la educación" y que también "modificó y estableció vínculos entre la gente de ambas orillas del arroyo Chajarí".
Además, teniendo en cuenta algunas de las anécdotas compartidas por personal de la Escuela, Galimberti expresó que "todos los lugares siempre, siempre, se nutren de historias de las personas, estas aulas no serian lo mismo si acá, más allá del tiempo que demanda el ejercicio de la docencia, no se haya puesto garra, pasión, esfuerzo y compromiso".
Por lo cual, el mandatario agradeció al Padre Max "un cura capillero y escuelero" pero también a todos los que han venido después "por dejar un legado que ha trascendido el tiempo, haciendo que cada uno de estos gurises disfrute de una calidad educativa que, sin esa visión y el trabajo continuo de muchas personas, hubiera sido imposible".
Por último, Galimberti se despidió dejando su compromiso de avanzar con la edificación de la Escuela Secundaria 202. "Estoy seguro que de la mano conjunta entre el municipio, la comunidad educativa y la provincia de Entre Ríos podremos cumplir muy cerca con ese cargo que nos ha quedado".
Cabe recordar que los festejos por las bodas de oro comenzaron el lunes 12 de agosto, con una misa de acción de gracias en la Parroquia Santa Rosa de Lima. Luego, este martes 13, tuvo lugar el acto académico en la institución educativa. Posteriormente y para finalizar con las celebraciones, el sábado 17 de agosto se llevará adelante la cena-baile, desde las 21:30 horas, en el Salón Comunitario del barrio Tacuabé.

Escuela Nº 41 San Martín, 50 años de historia

En la década del 60, el arroyo Chajarí separaba el barrio Salto del resto de la ciudad, sobre él se construían precarios puentes de madera que, cuando el arroyo desbordaba, eran destruidos. Entonces, los niños del barrio tenían muchas dificultades para asistir a la escuela ya que, por temporadas, se encontraban aislados junto a sus familias.
El Sacerdote Max Marcelo Wendler, párroco de Santa Rosa, decidió fundar una escuela en este lugar para suplir las necesidades culturales y espirituales. La misma se inauguró el 3 de marzo de 1969 con 20 alumnos en primer grado, con el número 41 y se la denominó “Nuestra Señora de Lourdes”. Posteriormente, se reemplazó el nombre por el de “José de San Martín”, conservando a la Señora de Lourdes como la protectora de la escuela.
Con el paso del tiempo, la escuela se convirtió en el centro del barrio y la generadora de las mejoras del lugar. En 1999, comenzó a funcionar el tercer ciclo - EGB3 – que comprendía los años séptimo, octavo y noveno.
Desde el año 2010, se inició la secundaria, bajo el número D-202, conservando el nombre de la primaria y funcionando en el mismo edificio. Asimismo, en el 2012, la institución cambió de modalidad convirtiéndose en Escuela Nina. En este sentido, el segundo ciclo extiende su jornada luego del almuerzo para participar de diferentes talleres: acompañamiento al estudio, idioma extranjero, arte, deporte, teatro, folclore, entre otros.
En la actualidad, el barrio Salto cuenta con dos importantes puentes que lo integran a la ciudad. Además, por las obras realizadas en el Arroyo, ya no producen desbordes del mismo. También, la construcción del barrio Jardín – de característica privada – y el inicio de la construcción del edificio propio en la escuela secundaria otorgan al barrio una nueva imagen de progreso.

Cargando…
Cargando…
Cargando…