Tras la salida de servicio de uno de los pozos se buscará poner en funcionamiento otro lindero. Además se derivará agua desde el tanque de San José Obrero y ya se trabaja para realizar un nuevo pozo en Barrio Tacuabé.
En los últimos días los vecinos de Barrió Tagüe se vieron afectados como consecuencia de inconvenientes en el acceso al servicio de agua potable que abastece a este sector de la ciudad. El martes pasado personal de Obras Sanitarias junto con técnicos de la Provincia comenzaron a trabajar en la limpieza del pozo que produce el agua que nutre a esa zona, en virtud de lo cual se anunció que estas tareas traerían aparejados problemas de presión en el servicio de agua corriente, por el término de 72 horas. Sin embargo al terminar la limpieza del pozo el mismo no funcionó. “La napa está pero no abastece de agua al pozo. Se limpió el pozo y no funcionó, por esta razón vamos a limpiar otro pozo lindero, que está a 20 metros del existente, para ver si lo podemos poner en funcionamiento”, manifestó el Ing. Luis Bognanno, Secretario de Obras y Servicios Públicos del gobierno local.
En otro orden de cosas Bognanno también comentó que el personal de obras sanitarias abrió una esclusa de la bomba de Av. 28 de Mayo para trabajar en derivar agua hacia ese sector desde el tanque de San José Obrero. Con esta conexión lo que se buscará es generar mayor presión para que el agua llegue mejor sobre todo en las zonas altas o en propiedades de dos plantas.
La solución de fondo, no obstante, será la realización de un nuevo pozo en Barrio Tacuabé, según reveló Bognanno, quien confirmó que ya se está trabajando en el mismo. “Ya tenemos la persona que hará la mano de obra y estamos tratando de conseguir los materiales, alguno de los cuales son importados, como es el caso de los caños de 8 pulgadas y los filtros, pero estimamos que en 10 o 15 días el nuevo pozo ya estará operativo”, explicó Bognanno.
Mientras tanto desde el viernes y durante el fin de semana personal municipal de la Secretaría de Ciudadanía e Inclusión junto con Defensa Civil, e incluso el Intendente Galimberti en persona, estuvieron recorriendo el barrio donde en la mayoría de los casos se constató la existencia de problemas de presión. También se realizó la distribución de agua para consumo y, con Bomberos Voluntarios, se garantizó la distribución de agua en domicilios. “Se estuvo recorriendo el barrio, había poca presión pero había agua. Se llevó a algunos domicilios, especialmente en el sector de viviendas docentes”, comentó Hermindo Ovando, jefe del cuartel de Bomberos e integrante del equipo de Defensa Civil.

Recomendaciones a la población

Ante la situación descripta el Gobierno de Chajarí recomienda a los vecinos hacer un uso racional del agua hasta tanto la prestación del servicio se normalice, evitando el derroche del recurso o la utilización del mismo para actividades no prioritarias. Asimismo, ante cualquier inconveniente los vecinos pueden realizar sus reclamos al Centro de Atención al Vecino, llamando al teléfono 103.

(Foto ilustrativa)