Durante tres días de la semana, en los Centros de Salud del Gobierno de Chajarí, atenderán el Dr. Guillermo Lynch y la Dra. María José Leiva, a quienes deseen realizarse controles.
Dicha actividad se enmarca en la vigésimo cuarta Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel, que organiza la Sociedad Argentina de Dermatología, a la cual el Municipio local se suma brindando la atención gratuita de profesionales, quienes realizarán controles a quienes, previamente, soliciten turno en cada centro de salud municipal.
Por un lado, el lunes 13 de noviembre, la Dra. Leiva atenderá, de 10 a 12, en el Centro de Salud Nº 1 “Angelita Tagliapietra”, ubicado en Artigas 1450, entre Rivadavia y 3 de Febrero, teléfono 422154. Luego, el miércoles 15 del corriente mes, de 14 a 16, hará lo propio en el Centro Integrado Comunitario, ubicado en Moreno y Cepeda, teléfono 426380.
Por su parte, el Dr. Lynch brindará atención el lunes 13 de noviembre, de 7 a 9 horas, en el CIC; el miércoles 15, de 14 a 16, en el Centro de Salud Nº 2 “Dr. Héctor Crosa” situado en Pancho Ramírez y Perú, teléfono 424417. Y, finalmente, el viernes 17 atenderá en el Centro de Salud Nº 1, en el horario de 7 a 9.

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel se origina en las células de la piel. Algunos otros tipos de cáncer se originan en otras partes del cuerpo y pueden propagarse a la piel, aunque estos no son cánceres de piel. Existen tres tipos principales de cáncer de piel: cánceres de piel de células basales (carcinomas de células basales); cánceres de piel de células escamosas (carcinomas de células escamosas); melanomas.
Las causas más frecuentes son: la exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV), cuya principal fuente es la luz solar. El grado de exposición a esta radiación depende de la intensidad de la luz, del tiempo de exposición y de si la piel ha estado protegida; las lámparas y cabinas bronceadoras son otras fuentes de radiación ultravioleta que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de la piel no melanoma; la exposición a ciertos productos químicos como el arsénico, la brea industrial, la hulla, la parafina y ciertos tipos de aceites; la exposición a la radiación, como la producida por la radioterapia; las lesiones o inflamaciones graves o prolongadas de la piel, como pueden ser las quemaduras graves, la piel que recubre el área donde se produjo una infección ósea grave y la piel dañada por ciertas enfermedades inflamatorias; el tratamiento de la psoriasis con psoralenos y luz ultravioleta administrados a algunos pacientes con psoriasis.