El acto será a las 10:30 hs. en este nuevo espacio cultural ubicado sobre calle Salvarredy, al lado del Centro Cultural Municipal. La actividad será presidida por el Intendente Pedro Galimberti.
La ceremonia contará con la presencia de funcionarios del gabinete municipal y miembros del HCD del Gobierno de la Ciudad; el Senador Miguel Piana y la Diputada Gabriela Lena; Intendentes y Directores de Cultura de localidades de la región; Autoridades Civiles, Judiciales y Educativas; Fuerzas Armadas y de Seguridad.
Luego del acto, que contará con bendición religiosa, corte de cinta y descubrimiento de placa, los presentes podrán recorrer las nuevas instalaciones y apreciar las muestras fotográficas de José Brown, Cristina Sírtori y alumnos del taller de Daniel Lanaro. También se exponen pinturas del Aldo Vercellino, César Reniero y Daniel Fuchinecco, junto a una escultura de Tacho Zucco en el hall de entrada.
De esta manera se estará inaugurando oficialmente la obra del proyecto “Casa de la Historia y la Cultura de la ciudad de Chajarí” que consistió en la remodelación y ampliación de las instalaciones del Centro Cultural Municipal “Constantino Caballaro”.
La obra abarca la construcción de 178m2 de superficie cubierta, la que se define en dos plantas. Este edificio cuenta con dos salas grandes, planta baja y primer piso conectados en planta con el auditorio del Centro Cultural.
Una sala estará destinada a muestras y exposiciones que tengan que ver con la historia, mientras que en la otra funcionará la Escuela de Música. De la misma manera, será destinada para los ensayos de los diferentes coros, clases de piano, guitarra y violonchelo, entre otras actividades culturales que brinda el Gobierno de Chajarí.
También se ofrecerá parte de estas nuevas instalaciones al Museo Ivy Marä Ey, para que traslade a este lugar.
Por su parte, los fines de semana se brindarán espectáculos de café literario y café concert, junto a diferentes eventos artísticos que puedan desarrollarse en dichas instalaciones.
En planta baja se ubica una cochera, y una sala de exposición e ingreso. A la planta alta se puede acceder mediante una escalera, a su vez la planta se encuentra conectada al pullman del auditorio.
En el hall de ingreso a la planta alta se encuentra un mural pintado por Aldo Vercellino. El artista local fue convocado por el Gobierno de Chajarí para realizar una obra temática, referida a la amistad.
La idea para la realización de la obra fue de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Chajarí en el marco de la Semana de la Amistad que se celebró en nuestra ciudad desde el 16 de julio hasta el 22 del mismo mes.

Historia y características de la obra

Esta Obra está enmarcada dentro del Programa Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario – Segunda Etapa, dependiente de la Secretaria de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Provincia de E. Ríos.
En un informe presentado por la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del Gobierno de Chajarí se indica que la misma cuenta con una superficie construida de 178m2, y el costo total de la obra es de $1.850.000,00. El convenio original establecía un presupuesto de obra de $825.000,00, con aportes monetarios del 42 % por parte de la Secretaria de Empleo, y del 58% por parte del Municipio.
Este presupuesto inicial, estipulado para una obra que comenzó en Noviembre de 2014, quedando paralizada en 40% de avance físico en Junio de 2015, produjo alteraciones en los valores financieros. Debido a esto, el costo monetario para la reanudación de los trabajos en Octubre de 2016, y su posterior finalización en la actualidad, ha sido en su totalidad cubierto con fondos municipales, invirtiendo esta gestión $1.025.000,00.
El proyecto original sufrió modificaciones: lamentablemente la rampa proyectada no cumplía con la pendiente necesaria para el acceso a planta alta y al no existir espacio físico para edificar una rampa adecuada, se construyó una escalera, previendo la futura instalación de un ascensor que fortalecerá la nueva conexión establecida entre el Auditorio y el nuevo edificio.
Estas circulaciones internas, además de integrar ambos bloques, permiten un recorrido por todas las instalaciones del Centro Cultural, abriendo la posibilidad de ir descubriendo cada rincón del establecimiento con sus respectivas exposiciones y talleres.
Este concepto fundamenta el cambio de funcionalidad de la nueva obra, que sustituye el bar del proyecto original por espacios multifuncionales, flexibles y dinámicos necesarios para el desarrollo de diversas actividades culturales.