Se trata de dos casas que fueron vendidas y compradas violando las normas vigentes. Las mismas están ubicadas en la zona norte. El Intendente Pedro Galimberti firmará el Decreto en los primeros días de esta semana.
“No creo que haya antecedentes de este tipo”, dijo Gustavo Walther, responsable de la Oficina de Vivienda del Gobierno de Chajarí, quien aseguró que la decisión política ya está tomada y que se viene trabajando desde hace algunas semanas atrás en un proceso que culminará con la firma de un decreto.
El Decreto será firmado en los primeros días de esta semana por el Intendente Pedro Galimberti, pero los expedientes de cada casa, con cada problemática, ya están terminados y si bien inicialmente involucraban a dos viviendas de la zona norte, en el sector del edificio de la UADER, en los últimos días también se realizaron constataciones en otros barrios de la ciudad.
En cuanto a los procedimientos que se siguen para estos casos Walther explicó que primero se trata que alguien declare la situación, se busca toda la documentación pertinente sobre la vivienda y se trata de tomar declaraciones, de quien vendió y compró la casa (en caso que se trate de una venta irregular), a partir de lo cual el Organismo Autárquico Administrador de la Vivienda (OAAV) toma una decisión sobre el caso.
Estas medidas se producirán justo cuando días atrás tomó estado público el caso de un presunto intento de venta de una vivienda social, por intermedio de las redes sociales, y aunque el caso comenzó a investigarse las viviendas involucradas en esta medida son otras, en las que ya se venía trabajando previamente, explicó Gustavo Walther.

Pago de cuotas de viviendas sociales

Otro asunto vinculado con las viviendas sociales es el cobro de las cuotas, donde existe un alto nivel de morosidad. Este es un asunto que también ocupa al Municipio y en virtud de lo cual el año pasado tramitó ante el Concejo Deliberante una Ordenanza para implementar planes de pago para recuperar la inversión en programas de viviendas y permitir, de esta manera, que el sistema pueda retroalimentarse y seguir funcionando.
A fines del año pasado, según lo informado por la Secretaria de Hacienda, Leticia Larroque, a los medios de prensa, de un total de 417 viviendas entregadas hasta ese momento sólo 183 tenían un plan de pago, y considerando una cuota promedio cerca de $400.000 pesos dejaban de ingresar a las arcas del municipio por mes.
“En cuanto a este punto actualmente se está trabajando y se comenzó con las intimaciones, ya que había muchos planes que no tenían convenio. A partir de esto mucha gente se empezó a acercar para intentar regularizar su situación”, dijo el Intendente Galimberti.